¿Por qué GranOcampo no usa harina?

  Para entender la importancia que tiene para GranOcampo el no usar harinas refinadas en su proceso, es necesario primero explicar un poco acerca de las “Harinas Refinadas”.

Y rápidamente cerramos los ojos y nos remontamos hasta hace miles de años, cuando los primeros grupos de seres humanos descubrieron el cultivo de cereales como el trigo, en algún momento molieron los granos, agregaron agua para hacer una masa suave que posteriormente alguien olvidó en el sol y al secarse descubrieron que se podía comer, en el antiguo Egipto mejoraron la receta, ya que descubrieron que si le agregaban masa del día anterior y la metían al horno, obtendrían un pan esponjoso y suave; el resto es historia.

Entonces, te preguntarás ¿por qué si desde hace miles de años hemos comido pan hecho con harina de trigo, ahora es malo para la salud? Debe ser cuestión de modas ¿no? en el caso de las harinas refinadas no… y es que, estamos muy lejos de aquellos tiempos en los que usaban procesos muy básicos para obtener harina que es simplemente el resultado de moler muy bien el cereal.

Todos los granos de cereales tienen una estructura básica que contiene todos los nutrientes y está compuesta por germen o embrión, cáscara, aleurona, endospermo, entre otros.  El embrión es de hecho, la parte del grano que germina si se sumerge en agua o se planta, en el caso de las harinas éste queda inactivo ya que se muele en seco.

Aquí viene lo interesante…

Actualmente el proceso para obtener harina está diseñado con el objetivo de quitar las partes fibrosas del grano, para producir un producto altamente refinado que consiste principalmente de endospermo (que es la parte del grano más pobre en proteínas, vitaminas B y minerales pero fuente principal de energía y se convierte en almidón). Esto nos ha llevado al consumo de cereales básicos deficientes a causa de la molienda, resultando en una mala salud en general en aquellos que no incluyan en su dieta otros alimentos que contrarresten esta carencia. Cuando consumimos harinas refinadas nos provoca picos de glucosa en sangre, de ahí que los productos hechos con harinas blancas se consideren de alto índice glucémico y su consumo esté relacionado con enfermedades relacionadas a la forma de alimentarse como la diabetes y la obesidad. 

Pero ¡¿por qué nos están haciendo esto los molineros?! Pues verás…“Al cliente lo que pida”

  Atendiendo a las modas alimentarias los consumidores empezaron a exigir más productos que sean muy blancos, que tengan un sabor suave, neutro y fácilmente digeribles y por otro lado, el producto es mucho más fácil de trabajar y se obtiene un pan de mejor calidad en el horneado, entonces, no nos extraña que la industria haya optado por ofrecer un producto pobre nutricionalmente pero que cubre el requerimiento de lo que en principio fue una moda que migró hacia los países menos desarrollados donde la industrialización y urbanización cada vez mayor, ha derivado en un mayor consumo de pan por conveniencia.

El pan GranOcampo está hecho con granos germinados en vez de harina.

Dicho lo anterior, comprenderás por qué era importante crear este alimento de consumo diario usando granos enteros en su elaboración y así mantener lo más posible la integridad de los nutrientes.

¿Qué son los granos germinados?

Son semillas, que en el caso de GranOcampo son Lentejas, Trigo, Quinoa, Centeno, Frijol Negro y Frijol de Soya que pasan por un proceso de germinación por remojo con agua filtrada y desarrollan una pequeña raíz, todo esto provoca cambios bioquímicos en la semilla que se traducen en mejoras en la salud de quienes lo consumen.

Los granos germinados son considerados un  ¡S u p e r   A l i m e n t o!  por su excelente aporte de vitaminas B, Fibra, Proteínas y otros nutrientes además de ser considerados granos enteros.

Así de simple… El proceso de germinado hace que los nutrientes de las semillas estén más biodisponibles para el organismo y de acuerdo a estudios científicos:

  • El trigo germinado tiene 3-4 veces más ácido fólico (vitamina B9).
  • Las leguminosas incrementan su calidad proteica.
  • Niveles más altos de anti-oxidantes 6-13% más fibra que los no germinados.
  • El pan hecho de granos germinados tiene un más bajo índice glucémico comparado con los panes sin germinar, lo que significa que tiene un impacto más bajo de azúcar en sangre.

En Conclusión, la primera diferencia saltará en la tabla nutrimental, notarás es el alto valor biológico por porción, que es alto en proteína vegetal, alto en fibra y bajo en sodio; esto no te extrañará al leer los ingredientes de los que está hecho, todo natural, no usamos conservadores artificiales en su elaboración y en pocas palabras te estamos dando un alimento con la mejor calidad, cuando lo pruebes notarás el sabor único y delicioso que le dan los granos germinados que es muy superior al pan blanco hecho de harina, todo esto tendrá efecto en tu digestión y experimentarás por qué

“no es lo mismo comer pan de harina que pan granos germinados”.

 

Enlaces:

http://www.fao.org/3/ak792s/ak792s02.pdf

http://www.fao.org/3/w0073s/w0073s0u.htm

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight

https://thefoodtech.com/nutricion-y-salud/los-germinados-y-sus-beneficios-para-la-salud/

https://wholegrainscouncil.org/blog/2017/01/processing-whole-grains-make-them-even-healthier

Hung, P. V., et al. “Effects of germination on nutritional composition of waxy wheat.” Journal of the Science of Food and Agriculture 92, no. 3 (2012)

Koehler, P., G. Hartmann, H. Wieser, and M. Rychlik. “Changes of folates, dietary fiber, and proteins in wheat as affected by germination.” Journal of Agricultural and Food Chemistry 55, no. 12 (2007)