Necesitas:

  • 2 tz. de garbanzos bien cocidos (si compras las semillas trata de remojarlas 1 noche antes y cocerlas en olla exprés).
  • 2 dientes de ajo grandes o el equivalente.
  • Jugo de 1 limón agrio.
  • 1/2 cdita. de comino molido.
  • Sal al gusto.
  • Un chorrito de aceite de oliva.
  • 2 cdas. de Tahini.
  • Procesador de alimentos (a menos que tengas una licuadora super poderosa, te recomendamos usar procesador de alimentos)

Para el Tahini

  • 4 cdas. de ajonjolí.
  • 8 cdas. de aceite de oliva.

Preparación:

  1. Primero prepara el tahini, (aquí si puedes usar tu licuadora) solo hay que licuar muy bien el ajonjolí con el aceite de oliva, te va a quedar una pasta que vas a reservar. Puedes duplicar la cantidad de ajonjolí y aceite de oliva para tener tahini disponible en tu refrigerador para después. 
  2. En el procesador agrega los garbanzos, el ajo, jugo de limón, comino, aceite de olivo, 2 cucharadas de tahini y una pizca de sal.
  3. Ve probando tu hummus, te deben saber todos los ingredientes pero que no domine ninguno, si no te sabe alguno, le vas agregando poquito a poco.
  4. Tu mezcla debe ser suave, puedes ir agregando un poco de agua conforme lo proceses hasta que tenga la textura que deseas. 
  5. Sirve en un plato con un poco de aceite de oliva y paprika (opcional) encima y ¡disfruta!

¡Acompaña tus sándwiches de pan GranOcampo con hummus y verás que es una delicia!